Videos Artículos Formación Médica Continuada Información Contactar
 
 

Procedimientos

 

Vol.1 Núm. 1
Técnicas de cirugía para extirpar lesiones superficiales: Escisión fusiforme
José Ramón Castelló, José Mª Arribas, Serafín Fernández-Cañadas, Nuria Rodríguez.

Comité Editorial VideoRevista de Cirugía Menor.

 

La escisión fusiforme es la técnica más utilizada para la eliminación de lesiones cutáneas. Permite no sólo un diagnóstico y tratamiento simultáneos, sino también una sutura de cierre técnicamente sencillo, con resultados muy buenos. La escisión fusiforme es, por tanto, un procedimiento fundamental en cirugía menor en medicina de familia.
Su diseño tiene forma de huso con un margen de seguridad en extensión y en profundidad en función del tipo de lesión a tratar; este huso generalmente interesa a todos los planos de la piel, incluido el tejido graso más superficial.
 

Ver el artículo completo

 

Vol.1 Núm. 2
Técnicas de cirugía para extirpar quistes epidérmicos: Escisión pericapsular estándar, mínima cirugía y escisión en bloque.
José R. Castelló, Ana Bonaplata, Nuria Rodríguez, José Mª Arribas, Serafín Fernández-Cañadas. Comité Editorial VideoRevista de Cirugía Menor.
 

Realizado el diagnóstico morfológico de un quiste epidérmico, debemos valorar la indicación de extirpación, de forma individualizada, con el paciente. A continuación se elegirá la técnica idónea según el tamaño del mismo, la presencia de complicaciones infecciosas y la localización del quiste. Con todas estas consideraciones, se puede decidir entre tres tipos de procedimientos:

  • Cirugía mínima del quiste epidérmico: para los quistes pequeños (menos de un 5 mm), localizados en zonas de piel muy fina (por ejemplo, los párpados) y sin antecedentes infecciosos previos.

  • Extirpación estándar habitual (pericapsular): para quistes de tamaño mayores de 5-10 mm localizados más profundamente y que no hayan tenido fenómenos repetidos de inflamación.

  • Extirpación en bloque, para aquellos quistes que han sufrido repetidas infecciones y supuraciones.

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 

Vol.1 Núm. 3
Técnicas de cirugía para extirpar los lipomas.
José M. Payá Pardo ((Especialista en Cirugía General, Médico Adjunto del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital General de Móstoles, Madrid), Alfredo Payá Pardo (Especialista en Cirugía General y Médico de Familia, Gerencia Atención Primaria Área 6, Majadahonda, Madrid).
 

La exéresis quirúrgica es el único tratamiento curativo para los lipomas: cualesquiera que sean su tamaño y localización el procedimiento no varía sustancialmente, si bien, y sobre todo en relación con la práctica en Atención Primaria, es necesario tener en cuenta ciertas precauciones.

¿Cuándo operar en AP y cuándo derivar al Cirujano?
Pretendemos en este artículo que el médico de familia sea capaz de ofrecer (y practicar en algunos casos) la alternativa terapéutica correcta, que fundamentalmente dependerá de la localización y del tamaño del lipoma.

  • Región anatómica: los lipomas situados en la axila y el hueco supraclavicular pueden estar cerca de estructuras neurovasculares importantes y su tratamiento debe evitarse en Atención Primaria. Los lipomas en la nuca pueden ser difíciles de extirpar debido al gran tamaño que suelen adquirir antes de dar clínica y a su situación inmediatamente supramuscular. Las localizaciones atípicas (por ej. cuero cabelludo, dedos, mano, pie, etc.) deben poner en duda el diagnóstico de lipoma y deben ser derivadas si precisan tratamiento.

  • Plano anatómico: cuando el lipoma esta situado en tronco es importante discernir si está en el plano subcutáneo o en el plano submuscular, en cuyo caso debemos abstenernos de plantear el tratamiento en el centro de salud. Los lipomas en la frente suelen situarse bajo el periostio, por lo que tampoco se aconseja su extirpación en Atención Primaria.

  • Tamaño: los lipomas grandes (mayores de 4-5 cm.) y los lipomas gigantes deben ser extirpados en un medio hospitalario. En ocasiones, es necesario el empleo de anestesia general para extirpar muchas de estas lesiones.

  • Por motivos obvios, tampoco deben ser intervenidos este tipo de lesiones cuando no se poseen los conocimientos anatómicos de la zona a tratar o cuando no se está suficientemente familiarizado con este tipo de procedimientos quirúrgicos.

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 

Vol.2 Núm. 1
Tratamiento de los carcinomas basocelulares
Natividad Plazas (Médico de Familia, Centro de Salud Cerro del Aire, Majadahonda, Madrid), José R. Castelló (Especialista en Cirugía Plástica, Hospital Puerta de Hierro, Madrid), Serafín Fernández-Cañadas (Especialista en Dermatología, Hospital Clínico Madrid), Nuria Rodríguez, José M. Arribas (Médicos de Familia, Centro de Salud Cerro del Aire, Majadahonda, Madrid)
 

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 

Vol.2 Núm. 2
Tratamiento de los carcinomas espinocelulares
Natividad Plazas, Luís de Vicente (Médico de Familia, Centro de Salud Cerro del Aire, Majadahonda, Madrid), José R. Castelló (Especialista en Cirugía Plástica, Hospital Puerta de Hierro, Madrid), Serafín Fernández-Cañadas (Especialista en Dermatología, Hospital Clínico Madrid)
 

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 
   Información Legal © 2003 VisualField, Todos los derechos reservados.