Videos Artículos Formación Médica Continuada Información Contactar
 
 

Editoriales

 



Vol.1 Núm. 1

Cirugía Menor en Medicina de Familia.

Reflexiones tras casi una década (I): Visión optimista

José Mª Arribas, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cirugía Menor en Medicina de Familia.
Profesor Asociado de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid
Médico de Familia de Centro de Salud Universitario "Cerro del Aire". Majadahonda. Madrid

 

Asumiendo el enorme desarrollo tecnológico y la diversidad de posibilidades que, potencialmente, son posibles en el abordaje de los problemas de salud de los pacientes; es lógico valorar las diferentes competencias que pueden desarrollarse, razonablemente y con garantía, en cada nivel asistencial (y por cada profesional), para la resolución de dichos problemas. Una de esas competencias que se nutren de tecnología sencilla y habilidades asumibles por los médicos de familia, es la Cirugía Menor.

Dentro de los múltiples motivos de consulta que encontramos en el Centro de Salud, con frecuencia surgen problemas que requieren procedimientos para su diagnóstico o técnicas quirúrgicas para su tratamiento.

Parece lógico pensar que una pequeña laceración deba ser adecuadamente valorada y tratada en el centro de salud y no enviada al hospital. Por otra parte, sería temerario e incorrecto tratar, en atención primaria, laceraciones complejas en manos o una quemadura subdérmica en la cara. Sin embargo también en estos casos, existe una adecuada forma: de recepción del paciente con dicha lesión, de realizar una primera valoración y de proporcionar un correcto envío al hospital.

En definitiva, el conocimiento de las técnicas básicas de cirugía menor permiten la resolución in situ o la derivación apropiada de numerosos problemas de salud de los pacientes que acuden a Atención Primaria. Por ello, el aprendizaje y la experiencia en esta disciplina deben ser elementos fundamentales para la formación del médico de familia.

 

Ver el artículo completo

 



Vol.1 Núm. 2

Cirugía Menor en Medicina de Familia.
Reflexiones tras casi una década (II): Visión pesimista (¿o realista?)
José Mª Arribas, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cirugía Menor en Medicina de Familia.
Profesor Asociado de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid
Médico de Familia de Centro de Salud Universitario "Cerro del Aire". Majadahonda. Madrid

 

El Médico de Familia cuida de forma integral y continua a los pacientes, en colaboración con todos los componentes del sistema sanitario, realizando actividades de prevención, otras veces de diagnóstico y, sin duda, acciones terapéuticas.
El Médico de Familia que realiza cirugía menor contribuye a la prevención del melanoma o del carcinoma espinocelular, con el diagnóstico y la exéresis adecuados de los nevus displásicos o de queratosis actínicas. Así mismo, diagnostica correctamente entidades clínicas (vasculitis cutáneas, enfermedad de Bowen, etc.), en la propia consulta con una biopsia y trata eficazmente lesiones antiestéticas como verrugas, queratosis seborreicas, quistes epidérmicos o procesos patológicos indiscutibles como, hemorroides trombosadas o uñas encarnadas, sin olvidar la sutura de laceraciones o drenaje de abscesos.
Por tanto la cirugía menor, es una herramienta más para la práctica profesional de calidad del médico de familia en el primer nivel asistencial.
Podemos y debemos realizar cirugía menor de calidad, sin embargo no debemos olvidarnos de los problemas que el binomio cirugía menor – atención primaria ha suscitado en el pasado, en el presente y, con toda seguridad, también en un futuro.
 

Ver el artículo completo

 

 

 



Vol.1 Núm. 3

Diez mil razones para la enseñanza de la Cirugía Menor

José Mª Arribas, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cirugía Menor en Medicina de Familia.
Profesor Asociado de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid
Médico de Familia de Centro de Salud Universitario "Cerro del Aire". Majadahonda. Madrid

 

En España el Programa de la Especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria (la última actualización aprobado este año 2004), tiene como objetivo formar al especialista en Medicina de Familia con los necesarios conocimientos y habilidades, para una práctica profesional de calidad. Entre dichas habilidades, se encuentra la formación en cirugía, en un esfuerzo por adecuar el perfil profesional del médico de familia a las necesidades que se plantean diariamente en la consulta de atención primaria, en donde surgen con frecuencia problemas que requieren para su diagnóstico y/o tratamiento la utilización de procedimientos y técnicas quirúrgicas.

Para la realización de los procedimientos quirúrgicos se necesitan unas habilidades técnicas que deben aprenderse no sólo mediante el estudio teórico, sino también con el entrenamiento práctico y monitorizado. Es lógico pensar que la formación de calidad en la residencia de Medicina de Familia capacita técnicamente para poder realizar la mayoría de los procedimientos quirúrgicos básicos, sin embargo, aunque así se desarrolle, esta capacitación técnica deberá actualizarse (y a veces iniciarse) mediante cursos teórico-prácticos acreditados y rotaciones específicas monitorizadas. Ambas actividades deben contar, idealmente, con la participación y el consenso del resto de los especialistas.

 

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 



Vol.2 Núm. 1

La Cirugía Menor y el nuevo Programa de Medicina Familiar y Comunitaria

José Mª Arribas, Coordinador del Grupo de Trabajo de Cirugía Menor en Medicina de Familia.
Profesor Asociado de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid
Médico de Familia de Centro de Salud Universitario "Cerro del Aire". Majadahonda. Madrid

 

En Octubre de 2004 fue aprobado por la Comisión de Recursos Humanos de los Ministerios de Sanidad y de Educación de España, el nuevo Programa de la Especialidad de Medicina de Familia. Este nuevo programa amplia a 4 años la duración de la misma y consagra los contenidos formativos para procurar la excelencia, en la formación medica, necesaria para la atención primaria de calidad. La convocatoria MIR 2004-2005 ya está realizando la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria como especialidad de 4 años.
Como refiere uno de los artífices de este nuevo Programa, Tomás Gómez Gascón, “…este nuevo programa supone un gran avance para nuestra especialidad y supone un reto y, a la vez, una oportunidad...”. Parece claro que la zozobra que nuestra especialidad ha sufrido desde el principio, hasta sus más de 25 años de vida (¡que se dice pronto!) ha tocado a su fin. A veces lo obvio, lo razonable y, en definitiva la lógica y el sentido común, no se concretan ni se desarrollan acordes a su propia definición; nuestra especialidad es buen ejemplo de ello. Pero también es un buen ejemplo de que el trabajo tenaz y los hechos, por encima de las palabrerías, siempre triunfan; aunque a veces nos hagamos viejos en el intento…

 

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

 

 



Vol.2 Núm. 2

Prevención del cáncer de piel

Serafín Fernández-Cañadas

Dermatólogo del Hospital Clínico San Carlos. Madrid

 

Desde la antigüedad hasta el siglo XIX, el sol ha sido considerado un enemigo. Parecer blanco ha sido hasta hace muy poco sinónimo de vello, símbolo de nobleza y refinamiento.
Fue en el siglo XX, sobre los años 30-40 cuando se instauró la moda del bronceado con Coco Chanel, la aparición del primer aceite bronceador (1936), la aparición del bikini (1916) y posteriormente con el auge de destinos exóticos o la aparición de cabinas UVA.
A finales de los años 80 se empieza a tomar conciencia del daño del sol y se realizan las primeras campañas de prevención (“El sol brilla, la imprudencia quema”), y se desarrollan las primeras patentes de fotoprotección.
 

 

Texto completo disponible en la VideoRevista

Suscribirse

 

   Información Legal © 2003 VisualField, Todos los derechos reservados.